Presentan la muestra Memorias de la Ira, una mirada a través del arte al conflicto armado de Perú

Presentan la muestra Memorias de la Ira, una mirada a través del arte al conflicto armado de Perú

CDMX a 12 de Octubre de 2018.- La noche de este viernes se inaugura en el Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) Momentos de la ira. Arte y violencia en la colección del Museo de Arte de Lima-MALI, una muestra de arte contemporáneo que responde a circunstancias socioculturales y psicológicas, que presenta el contexto de una cruenta guerra, a través de una panorámica de lo que están haciendo los artistas en Perú, como un ejercicio de reflexión sobre la época de violencia y el rescate histórico de la memoria como un elemento fundamental para construir sociedad.

La exhibición es el resultado de la colaboración entre el MACG y el MALI, y aborda temas muy latentes dentro de la sociedad contemporánea latinoamericana, a través de una selección de más de 100 piezas, entre las que se cuentan fotografías, documentales, accionismos, pinturas y reflejos de memoria, que conforman 17 emblemáticas obras, que narran la violencia desatada en Perú de 1980 al 2000, cuando Sendero Luminoso declaró una guerra terrorista contra el Estado y la sociedad.

En conferencia de prensa y recorrido para medios por la Momentos de la ira, participaron Paula Duarte, encargada de despacho de la Dirección MACG y la curadora Sharon Lerner, quienes destacaron la importancia de conocer nuestra historia como sociedad para no repetir los errores del pasado.

Las piezas exhibidas forman parte de una colección específica de la historia peruana, pero universal por los temas que toca. “Es una muestra que aborda un periodo histórico.  Presenta una reflexión sobre cómo los artistas responden a un texto sociopolítico específico y dan testimonio crítico, pero también qué tipo de reflexiones pueden despertar acá en México sobre su realidad”, explicó Lerner, quien es la curadora de arte contemporáneo del MALI.

Al respecto, Paula Duarte destacó que “revisitar a la historia de nuestros países es también una obligación para no repetir estas circunstancias”, más aún tratándose de mostrar la relación de los hechos tal y cómo fueron vistos por los artistas en su momento, en una exposición de arte contemporáneo, que tiene como tema central la violencia, un tópico recurrente en el arte peruano.

El recorrido por la muestra, donde el reclamo por los desaparecidos es un tema recurrente, inicia en el tercer piso del recinto con algunas piezas de contexto que anteceden al conflicto armado, se trata de piezas de arte peruano de los años sesenta y setenta, que son testigo de cómo se fueron fragmentando las izquierdas y cómo uno de sus grupos resultantes se radicaliza para convertirse en Sendero Luminoso.

Sharon Lerner, explicó que en la parte curatorial de la exhibición se priorizan tres grandes obras, que son incorporaciones recientes a la colección del museo peruano y reflexiones a posteriori respecto al periodo violento. La primera en el recorrido es la pieza es Incautados (2014) de Pablo Hare, un análisis a partir de la recolección de las carátulas de 700 libros que fueron decomisados a miembros del grupo terrorista por la Dirección Contra el Terrorismo del país sudamericano entre 1980 y 1992.

La segunda pieza central es Piraq Causa, que en lengua quechua significa ¿Quién es el Causante? Se trata de un conjunto de 31 tablas pintadas entre 1980 y mediados de los 90 por el colectivo Asociación de artistas populares de Sarhua, un poblado del distrito de Ayacucho que estuvo en el epicentro del conflicto armado.

La serie pictórica donde los pobladores cuentan, a través de la referencia a la tradición de pintar tablas que van como vigas en los techos de casas que construyen de manera comunal para las nuevas parejas, las distintas incursiones tanto de los senderistas como de los militares en la zona, preguntándose quién es el verdadero culpable de la lucha armada interna que tantas muertes causó, entre los campesinos, comuneros e indígenas que terminaron viendo sus casas convertidas en campos de batalla.

La última de las piezas priorizadas en el discurso de la exposición es la producción de video documental UNSCH/Pikkamachay (2012), de Armando Andrade Tuleda, que acompañada por entrevistas en material impreso, es una película realizada a través de recorridos por el campus modernista de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, donde nació el movimiento maoísta insurgente Sendero Luminoso, haciendo un paralelismo con la Universidad Ricardo Palma de Lima, poniendo la lupa en que San Cristóbal de Huamanga fue en los años 50 un proyecto de estado experimental educativo muy interesante y un espacio de discusión en el que participaron muchos intelectuales, que en algún momento se politizó para volverse la cuna del grupo terrorista.

La exposición está acompañada de un centro de documentación al que el visitante se podrá acercar y leer un poco sobre cada uno de es tos ápices de la historia del conflicto peruano, para comprender de dónde nacen estas reflexiones que se materializaron en las piezas exhibidas en el MACG.

Momentos de la ira. Arte y violencia en la colección del Museo de Arte de Lima-MALI, podrá ser visitada de este 13 de octubre al 10 de febrero de 2019, de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas, en el tercer piso del Museo de Arte Carrillo Gil, ubicado en Av. Revolución núm. 1608, esquina Altavista, en la colonia San Ángel de la Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *