La Compañía Nacional de Teatro recordó la creatividad y generosidad de Víctor Hugo Rascón Banda

CDMX a 20 de Febrero de 2018.- Para recordar al dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda, a diez años de su muerte, la Compañía Nacional de Teatro (CNTeatro) ofreció una breve temporada de la puesta en escena Desazón en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque.

Al término de la última función, y en presencia de María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura federal, y Alberto Lomnitz, coordinador nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), la Compañía develó una placa conmemorativa por el décimo aniversario luctuoso del chihuahuense y 15 años del estreno de su obra Desazón.

En representación de Enrique Singer, director artístico de la CNTeatro, el coordinador operativo de la misma agrupación, David Lynn, dijo que la muerte de Víctor Hugo Rascón Banda significa una dolorosa pérdida para el teatro nacional y mundial.

Sin embargo, aseguró que era una noche especial, pues recordaban también que hace 15 años se estrenó Desazónuna producción de la CNTeatro que durante ese periodo se ha presentado en varios estados de la República Mexicana y otros países, con las actuaciones de Julieta Egurrola, Angelina Peláez y Luisa Huertas.

“No tuve el privilegio de conocer al maestro Rascón Banda, pero lo hago a través de sus obras y de los actores, directores, escenógrafos, vestuaristas y de toda la gente que ha hecho posible que su montaje esté vigente, eso lo agradezco profundamente”.

En su oportunidad, la actriz Luisa Huertas comentó: “El maestro Enrique Singer me pidió recordar, a nombre de él, a Víctor Hugo Rascón Banda como un hombre generoso y creativo que apoyó a la cultura como funcionario, pero sobre todo destacar la gran herencia que nos dejó por su enorme labor como dramaturgo”.

Y agregó: “Si hubo un hombre generoso en nuestro país fue Víctor Hugo Rascón Banda, tenía una gran actitud para dar”.

Huertas recordó que “para hacer la obra Desazón, Víctor Hugo nos invitó, estando enfermo en el hospital, a visitar Chihuahua, para que Julieta Egurrola conociera a los menonitas, para que conociéramos las maravillas de la sierra”.

Compartió además que Desazón “es una forma bella de recordarlo.  No hemos dejado de dar funciones, por lo menos una al año, desde hace 15. Hemos sido caballito de batalla y hemos estado en casi todo México, así como en España, Colombia y Nicaragua. Esperamos muy pronto tener cubiertos todos los estados de nuestro país. Hay planes para mantener viva la obra de este distinguido dramaturgo mexicano”.

Por último, Nelly Rascón Banda y Lorena Serrano, hermana mayor y sobrina del dramaturgo, respectivamente, manifestaron su agradecimiento con la CNTeatro por la placa conmemorativa y la breve temporada de Desazón.

“Muchas gracias, estoy segura de que mi tío está aquí con nosotros esta noche. Este es el mejor regalo que le podemos dar”, finalizó Serrano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: